Vinculación Ciudadana

Por favor selecciona el tema de tu interés

El sufragio femenino se convierte en realidad

Tras dos años de tramitación en el Congreso, el proyecto que consagró el sufragio femenino se promulgó en una significativa ceremonia en el Teatro municipal el 8 de enero de 1949.

Viernes 17 de abril de 2020

Tras la presentación de las primeras iniciativas legales finalmente, el 15 de diciembre de 1948 se despachó el proyecto que creaba un registro electoral único para su último trámite. El 21 de diciembre, el Senado acogió el proyecto con todas las modificaciones que le hizo la Cámara de Diputados, quedando así en condiciones de ser promulgado. (Revise el Diario de Sesiones del 21 de diciembre de 1948)

La ceremonia ocurrió el 8 de enero de 1949, en un acto público en el Teatro Municipal, donde el Presidente de la República, Gabriel González Videla, firmó la Ley Nº 9.292, que otorgó el sufragio pleno de la mujer. El acto en sí tuvo características épicas y contó con una masiva asistencia de mujeres de todas las clases sociales que inundaron los palcos y galerías de gasas, treviras, paños multicolores y coquetos peinados y sombreros, además de ministros y autoridades.

Acompañando al Presidente de la República, se encontraba su esposa Rosita “Miti” Markmann de González Videla, activa promotora de la campaña de derecho al voto femenino. Fue la primera en su cargo en tener un despacho en La Moneda y en asumir decididamente funciones de características sociales.

También estuvieron presentes Ana Figueroa, presidenta nacional de la Federación de Instituciones Femeninas, y otras damas integrantes de la directiva de este organismo. En el escenario, compartieron protagonismo, el Presidente del Senado, Arturo Alessandri Palma y los senadores Pedro Opitz, Eliodoro Domínguez y Salvador Allende, además de connotadas dirigentes del movimiento femenino: Amanda Labarca, Clara Williams de Lunge, Georgina Purand, Aída Yávar de Figueroa, Raquel García de Zamorano y Berta Silva Hilda Muller, entre otras dirigentes.

Sin embargo, la gran ausente en ese acto oficial de promulgación fue paradojamente, Elena Caffarena. La legendaria defensora de los derechos femeninos no fue invitada al igual que otras dirigentas que fueron marginadas por motivos políticos. El hecho generó una amarga polémica, la que sin embargo no nubló el hito histórico.

“El voto lo consiguieron las mujeres después de veinte años de duras y sacrificadas luchas. Don Gabriel lo único que hizo fue cumplir con el trámite constitucional de promulgación”, señaló Elena Caffarena.


Las mujeres participaron por primera vez en la elección presidencial de 1952, donde fue electo Carlos Ibáñez de Campo. Desde entonces, su participación en los procesos electorales se fue ampliando progresivamente hasta llegar en 1970 prácticamente a la paridad con los votantes masculinos.

Fuentes y Fotografías:

Cronica del sufragio femenino en Chile, Diamela Eltit. 1994 (Memoria Chilena)

Diarios de Sesiones y corporaciones legislativas. Historia Política. Biblioteca del Congreso

Archivo del Senado

También te puede interesar

Imprimir